Cultura Cafetera

La crema en el café espresso

tazas de café

Para valorar la calidad de un café espresso es necesario que intervengan 3 sentidos : la vista, el olfato y el gusto. Estos sentidos intervienen con el orden indicado ya que primero miramos el color, olemos el perfume (aroma) y finalmente lo bebemos (gusto).

Analizando el primer paso, uno de los criterios más utilizados para evaluar, a priori, si un café ha sido correctamente preparado es el de su aspecto, y dentro del mismo el factor esencial es el de la crema que presenta. La crema se considera correcta cuando es compacta, uniforme y de color avellana. Si el color es muy claro o muy oscuro es que ha sido poco o muy extractado.

Los factores que determinan que obtengamos una crema correcta en el café espresso son varios y todos tienen su parte importante en la consecución : desde la cafetera, hasta el molinillo pasando por la calidad del café usado. Cualquiera de estos factores si está descompensado puede alterar la consecución de la crema, y es por ello que, en caso de que usted lo requiera, el asesoramiento que el Equipo Comercial de Cafés Batalla le ofrece puede resultar de ayuda en este momento.

Un apunte, respecto a la importancia de la calidad del café en la obtención de la crema, es el referente a la presencia de café robusta en la mezcla, la cual nos permite obtener una crema espesa, pero a su vez más oscura, lo cual implica un gusto mas amargo y menor aroma. Con el café arábica podemos obtener también una crema excelente, aunque no de las mismas características que la obtenida con el café robusta en cuanto a color, amargor, etc..

Por último, indicar que una temperatura excesiva o la presión del agua demasiado elevada, afectará a la crema, además resultará un café aguado y con un gusto muy amargo.